martes, 24 de mayo de 2011

Trámites engorrosos en la OPAMSS

Debido a lo lento del proceso para pedir permiso de construcción, los encargados de edificaciones o remodelaciones prefieren "pedir perdón que pedir permiso" a la alcaldía.
"Es casi imposible para la Opamss detectar todas las construcciones que se hacen en San Salvador y que no cuentan con permisos, pero el departamento de monitoreo se está centrando en las ampliaciones o cambios de uso de suelo, por ejemplo, que una residencia se convierta en bar",
Generalmente los permisos más sencillos de conseguir son los que tramitan, el de la calificación del lugar y la revisión de la zonificación.
Por el contrario, el permiso de construcción prefieren gestionarlo cuando la obra esta finalizada, ya que su obtención dura en promedio 12 meses. Este es el requisito cuya obtención demora más tiempo.
De ahí que a los dueños de la obra, especialmente cuando se realiza con dinero proveniente de créditos bancarios, les resulte más factible posponer el permiso.
"Ellos (constructores) ponderan qué les sale más barato, si los intereses bancarios o una multa que la alcaldía impone y lo más fácil y barato es pagarla"
El 99 por ciento de las alcaldías del área de San Salvador establece que la multa máxima para los inmuebles o edificaciones sin permiso de construcción es de mil 14 dólares. La Opamss no posee la facultad de imponer sanciones, sólo da los permisos, mientras que las multas son impuestas por las municipalidades.
Las alcaldías no registran ninguna acción drástica en cuanto a las sanciones contra los constructores, porque ellos prefieren pagar la multa inicial.
Las comunas tienen facultad para detener una obra, e incluso, llegar a la demolición. Estas medidas se pueden hacer a través de dos métodos: del Código municipal y de la Ley del Ordenamiento Territorial, que es la que rige a la Opamss, la cual obliga a una multa equivalente al 50 por ciento del valor de la obra.
Si no se paga pueden llegar a la destrucción del proyecto, aunque este recurso no se ocupa porque no es viable para la parte legal de la institución.
Este proceso se diseñó en el periodo edilicio de Armando Calderón Sol y es tan largo y complicado que cuando concluye, la edificación está terminada, y todavía se tendría que esperar la resolución de la Corte Suprema de Justicia.
"Estamos solicitando al consejo de alcaldes de San Salvador un reglamento para volver menos engorroso el procedimiento y que nos de facultades a la Opamss para verificar los procesos, porque actualmente no se hace y la Opamss no posee ningún poder coercitivo"
Los trámites que se deben cumplir para efectuar construcción son la calificación del lugar, que quiere decir el uso que se le dará al inmueble.
Luego,la linea de construcción, la revisión de la zonificación, es decir, que todo el equipamiento del proyecto debe estar en regla. El permiso de construcción y finalmente el permiso de recepción de obras y permiso de habitar.
Otros trámites que se hacen en otras instituciones ademas de los anteriores son: solvencia municipal vigente, vialidad, escritura de propiedad inscrita, factibilidad de energía eléctrica, agua potable, alcantarillado,aguas lluvias, estudio de suelos, memoria de calculo estructural, cuerpo de bomberos, ministerio de salud, ministerio de trabajo y otros estudios que por las propias características del inmueble la OPAMSS pida.