lunes, 12 de diciembre de 2011

Burocracia frena tratamiento de desechos electrónicos (OTRAN VEZ EL MARN)


LILIAN MARTÍNEZ NACIONAL@ELDIARIODEHOY.COMDomingo, 11 de Diciembre de 2011
Reutilizar, recolectar para exportar o asumir los costos de la contaminación.
Esas son las tres opciones con que cuenta El Salvador ante la falta de recursos para reciclar localmente los desechos electrónicos y la falta de dominio del tema en el ministerio de Medio Ambiente.
Cada año, en el país se acumulan entre 3 y 5 toneladas de basura electrónica. Basura que, en la mayoría de casos, termina siendo lanzada a los ríos y quebradas o a rellenos sanitarios donde no recibe el tratamiento adecuado.
Doscientas cinco toneladas. Ese es el volumen de desechos electrónicos que Zartex, S.A. de C.V. recolectó durante sus primeros seis meses de operaciones hace tres años.
Sin embargo, la burocracia y la falta de una cultura del reciclaje de desechos electrónicos en el país han hecho más lento su ritmo de recolección.
Jessica Zarco, gerente administrativo de Zartex, explica que desde hace tres años iniciaron el proceso para obtener el permiso ambiental que los autorice para recolectar desechos electrónicos.
Un permiso que muchas empresas les han solicitado como garantía de que la disposición final de los desechos electrónicos ha sido adecuada. Pero, hasta la semana pasada, el proceso aún no había llegado a su fin.
Uno de los obstáculos para obtener el permiso ha sido la dificultad par a encontrar un técnico ambiental que maneje el tema de los desechos electrónicos y elabore el estudio de impacto ambiental requerido. "Volvimos a iniciar (el proceso) porque la primera persona (contratada para ello) no funcionó", afirma.